Cuba califica de “ciencia ficción” los supuestos ataques sónicos a diplomáticos de EE.UU.

Cuba califica de "ciencia ficción" los supuestos ataques sónicos a diplomáticos de EE.UU.

El coronel Ramiro Ramírez, del Ministerio del Interior cubano, quien dirige un equipo que investiga las denuncias de los EE.UU. de “ataques” a diplomáticos en La Habana, habla durante una entrevista en el Hotel Nacional en La Habana 22 de octubre de 2017. REUTERS / Alexandre Meneghini

LA HABANA, 25 oct. Investigadores cubanos han definido como de “ciencia ficción” las declaraciones de EE.UU. sobre supuestos “ataques sónicos” contra diplomáticos estadounidenses en La Habana, como resultado de los cuales, según el Departamento de Estado, 24 de ellos habrían resultado heridos o lesionados, informa Reuters.

“Es algo imposible. Estamos hablando de ciencia ficción. Es algo que se hace insostenible con argumentos, y estoy hablando desde el punto de vista técnico”, le dijo a la agencia noticiosa un experto del Ministerio del Interior cubano, el teniente coronel José Alazo, quien participa en la investigación de este caso.

Según Reuters, las autoridades cubanas han involucrado a cerca de 2.000 expertos en la aclaración de las circunstancias de los presuntos ataques.

Como resultado, hasta el momento no se ha obtenido ninguna evidencia que pudiese confirmar las acusaciones de Washington. Pero además, según los investigadores cubanos, EE.UU. no les permitió hablar con diplomáticos presuntamente afectados ni inspeccionar los locales donde supuestamente fueron realizados los ataques.

De acuerdo con otro experto del Ministerio del Interior de Cuba, el teniente coronel Roberto Hernández, los investigadores cubanos han analizado 14 grabaciones en los que se deja oír un poco de ruido, lo cual según Washington perjudicó la salud de los diplomáticos, pero no pueden confirmar ni su autenticidad ni la idea de que tales sonidos sean realmente perjudiciales para la salud humana.

Sumado a todo lo anterior, La Habana afirma que en la isla no hay ningún equipo que pueda usarse para cometer ataques como los supuestamente denunciados.