Crearán red de farmacias para mascotas en Cuba

Crearán red de farmacias para mascotas en CubaLA HABANA, 28 dic. (Cibercuba) Autoridades del sector agrícola en Cuba anunciaron este miércoles que el Gobierno proyecta la creación de una red de farmacias para mascotas en la Isla, en orden de facilitar la atención médica a los animales afectivos, informó la agencia ACN.

El anuncio tuvo lugar en el marco de la reapertura en La Habana de la concurrida clínica veterinaria Carlos III, una instalación que atiende diariamente entre 200 a 300 animales, las 24 horas.

Al acto asistieron el ministro y viceministro del sector, así como delegados del Parlamento y el director de la Unidad Empresarial de Base Clínicas y Consultorios de Veterinaria.

Según informó en la clínica el delegado de la Agricultura por esta provincia, Julio Martínez, se prevé que la red de farmacias para mascotas sea administrada por el estatal Grupo Empresarial de Laboratorios Biológicos Farmacéuticos, Labiofam, institución que tradicionalmente provee de medicamentos a las clínicas y consultorios veterinarios en el país.

Desde el año 2011, los laboratorios de Labiofam garantizan más del 90% del consumo nacional de medicamentos veterinarios, siendo la misión de esta entidad producir vacunas, fármacos y medios diagnósticos para uso veterinario —tanto farmacéutico como biológico— “con vista a garantizar la salud animal de nuestra masa en los sectores estatal, cooperativo y privado”.

Enfocada sobre todo en la ganadería nacional, esta institución, de conjunto con el Instituto Pedro Kourí (IPK), ha venido desarrollando desde hace dos décadas productos como bioplaguicidas para el control de vectores, rodenticidas biológicos, suplementos dietéticos naturales y numerosas vacunas virales, entre otros medicamentos.

De acuerdo declaraciones del director de Labiofam, José A. Fraga Castro, el grupo empresarial destina hasta 30 millones de pesos para satisfacer las demandas nacionales de tratamientos veterinarios.

Sin embargo, la institución no llega a cubrir completamente las necesidades farmacéuticas de animales afectivos y domésticos. Según datos oficiales, lo que más escasea en las clínicas veterinarias de este tipo son los antipiréticos (para casos febriles) y los anestésicos generales, los cuales, son importados, dado que el Cuba solo se producen anestésicos locales.