Contratistas privados en Cuba trabajar al margen de la ley

Contratistas privados en Cuba valoran trabajar al margen de la leyLA HABANA, 13 Augusto  Pequeños negocios privados dedicados a la construcción en La Habana valoran devolver sus licencias ante la decisión del gobierno de frenar la entrega de permisos para algunas actividades del sector no estatal, reportó el medio independiente Diario de Cuba.

Según recoge la publicación, no son pocos los contratistas o constructores privados que prefieren no pagar la licencia ni los impuestos y enfrentar las multas de los inspectores. Con la prohibición de las nuevas licencias para ejercer estas actividades, “las brigadas de construcción se quedan casi sin trabajos”, reza el texto.

Ello parte de la lógica de que la mayoría de las brigadas trabajan en la construcción de hostales, paladares y otros negocios privados con propietarios de buena solvencia económica. Con el cese de las licencias para el desarrollo de estos negocios cae, por transitividad, la demanda de constructores.

Aron Jiménez, un contratista privado con 15 años de experiencia, considera que el gobierno pretende “frenar a los emprendedores cubanos porque estamos ganando la lucha por atraer al turismo”.

“Lo del ordenamiento y el control es la bola de trapo. Ahora hay que vivir de cazar a los ‘yumas’ (inversores extranjeros), que vengan con planes de abrir un negocio. Pero eso no es todos los meses y al final muchas de estas brigadas van a desaparecer si no vuelven a permitir licencias para los cubanos”, explicó.

El Grupo Nosotros, una de las brigadas de construcción privada más cotizada en La Habana, prevé hacer un recorte en su plantilla. “No tengo otra opción si queremos sobrevivir siendo rentables en medio de este temporal. Es eso o entregar todos la licencia”, lamentó a DDC su jefe, Leonel Rodríguez.
Tomado de Cibercuba