Cine Yara en La Habana cerrado de nuevo por cambio de aire acondicionado

 havana-live-Cine-yaraLA HABANA,28 agosto  El célebre cine Yara, situado en el corazón del concurrido paseo de La Rampa en EL Vedado habanero, se encuentra cerrado por la restructuración de su equipo de aire acondicionado, así como por otras mejoras iniciadas antes de la visita del presidente estadounidense Barack Obama el pasado mes de marzo.

Fue a principios de año cuando, en el marco de la obras de embellecimiento de La Habana por la visita de Obama, el cine Yara recobró el rojo brillante que siempre caracterizó la pintura de su fachada, ícono de la principal arteria de la capital de Cuba.

De la misma forma, volvió a alumbrar la vida nocturna habanera con la luminosidad propia de los cines de antaño, el emblemático cartel que recuerda la presencia del Yara a varios kilómetros de distancia y desde varios puntos de la ciudad. Sin dudas, el apurillo por lucir bien a la vista del mandatario “yanqui” nos vino de maravilla a aquellos que disfrutamos de La Habana con todos sus centros culturales y en todo su esplendor.

Las obras actuales de reparación y remodelación del Yara también se extienden al alumbrado del lobby, ampliado con bombillos ahorradores y estructuras de metal que por el momento se encuentra a la vista.

La noticia del cierre la dio a conocer este domingo el programa televisivo Arte Siete, durante la presentación de la cartelera cinematográfica que ofrecen las salas del Proyecto 23.

No es esta la primera vez que el céntrico cine, ubicado en el cruce la avenida 23 con la calle L, cierra sus puertas por problemas con el aparato de aire acondicionado. Muchas salas hoy en la capital “resuelven” este problema cobrando un peso cubano en vez de dos por la entrada, pero el público inteligente no corre con el riesgo de morir sofocado.

Según declaraciones a Granma de Danae Moros, al frente de la Direc¬ción Provincial de Cine en La Habana, el pasado año en la capital de 42 cines que existían, solo 13 se encontraban abiertos y 29 cerrados. “Ocho de los abiertos tienen problemas constructivos, y los cerrados serán traspasados a instituciones culturales porque ya no los vamos a usar como salas de cine”, explicó.

Jorge Domínguez, director del Proyecto 23 del Icaic, también comentó en ese entonces que el Yara recibiría una inversión “fuerte”, debido a que es el Yara el cine insigne de Cuba, y el que más ingresos genera en CUP.

El 70 % de lo recaudado en los cines se destina al pago de los trabajadores y a labores de mantenimiento, mientras sea asequible en moneda nacional en el país: pintura, iluminación y limpieza. “Además se paga la electricidad, el agua, el teléfono, el impuesto sobre la fuerza laboral, y los contratos con las agencias artísticas para las actividades no cinematográficas”, acotó Domínguez.

En relación a los aires acondicionados, el funcionario advertía que la mayoría de los sistemas de climatización en los cines de La Habana son de origen estadounidense, “con más de seis décadas de explotación, y sus piezas de repuesto son difíciles de conseguir”, resaltó.
Tomado de CiberCuba