Celebran aniversario 70 de la Cubana de Botánica Sociedad

havana-live-batanical-garden-havana LA HABANA, 21 Julio  Promover, organizar y apoyar reuniones científicas y espacios para conocer e intercambiar sobre temas relacionados con la Botánica así como promocionar en la sociedad el conocimiento científico y la importancia de las plantas y su conservación han sido objetivos de la Sociedad Cubana de Botánica (SoCuBot) que celebra ahora sus siete décadas de fructífera existencia.

Fundada el 14 de julio de 1944 en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, radicó en el Jardín Botánico de la Universidad, situado en los terrenos de la Quinta de los Molinos del Rey, durante la etapa republicana desarrolló una vasta actividad.
Entre sus más significativos aportes estuvo la instauración del Día del Árbol; la elección y divulgación de la Flor Nacional; la publicación de la Revista de la Sociedad Cubana de Botánica, así como la promoción de grupos de amantes de la Botánica. Según declaró a Radio Rebelde su titular, el Máster en Ciencias Alejandro Palmarola, una segunda etapa de la asociación está marcada por su refundación en 1988, donde se destaca la organización en La Habana, en 1990, de una edición del Congreso Latinoamericano de Botánica.117-250x155
A partir del 2009 un nuevo impulso ha marcado a nuestra organización,continuadora de la que con igual nombre se fundó en la primera mitaddel siglo XX, y renovadora en el enfoque revolucionario de su quehacer”, precisó el investigador.
Los principales resultados de esta etapa son –precisó Palmarola-, la celebración de tres Festivales de Orquídeas, cuatro Jornadas Nacionales de Botánica, tres Encuentros sobre Conservación de la Biodiversidad en Cuba, así como una campaña de divulgación de los valores de la flora cubana a través de “Planta! – iniciativa para la conservación de la flora cubana.  Como parte de los festejos por los 70 años de la SoCuBot se rindió homenaje a los botánicos y naturalistas cubanos y extranjeros que contribuyeron al desarrollo de esta ciencia en la islahavana-live-festivaldeplantas-jardinbotanico-footoabelrojasmuy en especial el Doctor Antonio Ponce de León y Aymé, principal impulsor de esa Sociedad en 1944 y su presidente hasta su temporal disolución en 1962. “El Dr. Ponce de León no solo fue un botánico excepcional, sino también un gran conocedor de la obra martiana y defensor a ultranza de nuestros valores naturales. Llama la atención que su discurso En defensa de la flora de Cuba, dictado en el Aula Magna de la Universidad de La Habana el 14 de julio de 1944 durante la sesión inaugural de la SoCuBot mantiene su vigencia”, señaló el actual titular de la Sociedad Cubana de Botánica.
Como parte de la celebración fue develada una tarja -a nombre de la SoCuBot y de la Oficina del Historiador de la Ciudad en tributo a la Doctora Ángela Leiva, fallecida recientemente, quien fuera directora del Jardín Botánico Nacional por más de 40 años, principal impulsora de la Red Nacional de Jardines Botánicos de Cuba, profesora titular de la Universidad de La Habana así como Académica de Mérito de la Academia de Ciencias de Cuba.
Botanical_Garden_Cuba_715x440En la actualidad, la Sociedad Cubana de Botánica agrupa a más de 500 botánicos y aficionados a la Botánica en las 15 provincias del país. Funcionan ocho grupos provinciales en La Habana, Matanzas, Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus, Camagüey, Holguín-Tunas, Santiago de Cuba, y siete secciones temáticas que organizan actividades relacionadas con las orquídeas, palmas, algas, la conservación de la flora, el trabajo de los herbarios, la micología (estudio de los hongos), a los que se suman el de educación ambiental y el trabajo comunitario.
SoCuBot integra en su seno a científicos, técnicos, trabajadores y estudiantes que desarrollan sus actividades en cualquiera de las disciplinas que conforman la Botánica con el fin de elevar la capacitación y formación técnica de sus miembros y contribuir a su vinculación con las tareas de la sociedad cubana en el cuidado, protección y manejo sostenible de la diversidad vegetal y los recursos fitogenéticos nacionales.