Cantinero del Habana Libre gana concurso Rey de Reyes

LA HABANA, 7 oct. (PL) El ganador del concurso Rey de Reyes organizado por el famoso bar-restaurante habanero Floridita resultó hoy el cantinero Adrián Ravelo, quien prepara cócteles en el bar Las Cañitas del Hotel Tryp Habana Libre de esta capital.

Después de tres días de festejos por los 200 años de este establecimiento, ocho competidores, ganadores del concurso El Rey del Daiquirí en igual número de años anteriores, se disputaron por primera vez este puesto.

Ravelo es todo un experto en los temas de la cantina, no solo de los tragos cubanos, sino que en anteriores encuentros de profesionales presentó estudios sobre las nuevas tendencias de coctelería.

Entre los asuntos que oportunamente abordó el premiado están los cócteles ahumados, la onda retro y el nuevo auge de los Gin Tonics en este tipo de servicios de bares, cantinas, restaurantes y hoteles.

Esta semana el bar-restaurante Floridita de esta capital festejó sus 200 años de apertura, que cumpliera en julio propiamente, con el renovado espíritu del escritor Ernest Hemingway en sus salones, quien lo tomara como comandancia.

Sus espacios destilan glamour, y elementos clásicos de la culinaria y la cantina, cuando precisamente realizaron la competencia El Rey de Reyes.

Sobre el particular, el director del Floridita, Ariel Blanco, señaló que durante tres días, hasta hoy, ocurrió el clímax de los festejos por los 200 años de la instalación, luego de 24 meses de fuerte trabajo para recolocarlo a nivel global.

Hace ocho años se realiza por estas fechas el certamen El Rey del Daiquirí y los dos últimos tuvieron carácter internacional.

Pero el programa del Rey de Reyes fue amplio, y además de abarcar la competencia profesional, incluyó un homenaje de la firma ronera Havana Club International (Cuba-Francia) al Floridita y una degustación en el bar Constante del Hotel Gran Manzana Kempinski.

El director recalcó que este es un establecimiento en perenne renovación pese a mantener su clasicismo, donde laboran 60 personas, la mayoría cantineros con premios a nivel nacional e internacional.

Reseñó que el bar-restaurante cuenta con 70 banquetas en el bar y 100 plazas en su restaurante, especializado en mariscos y pescados, y con carta de habanos. Del bar lo que más se pide es Daiquirí.

Conocido como La Piña de Plata en sus orígenes, el bar-restaurante Floridita abrió el 6 de julio de 1817, sin embargo todo este año celebra su nacimiento, en particular ahora.

Ubicado en el número 557 de la Calle Obispo, a las puertas de La Habana Vieja, constituye sitio sumamente visitado y atractivo para los viajeros, no solo bebedores, sino amantes de la historia.