Calle San Ignacio: pasado y presente de la Habana en vivo

havana-live-calle-san-ignacioLA HABANA, 16 Nov.  (Aylet Rodríguez Gonzále)  San Ignacio es una de las calles más antiguas de la Villa de San Cristóbal, abierta en 1587, según estudios del historiador Pérez Beato.

Con Patricia Andino Díaz, museóloga-especialista, en la Dirección General de Proyectos, Oficina del Historiador de la Ciudad de la Habana y actualmente la guionista de Andar La Habana, conocido programa en vivo de la televisión cubana, dialoga la revista Havana Live para que usted conozca de, Calle San Ignacio entre pasado y presente, su más reciente publicación a propósito de conmemorarse hoy el aniversario 496 de la fundación de la ciudad de La Habana.

Havana Live: ¿Por qué seleccionar la Calle San Ignacio como objeto de estudio al investigar? ¿Características del texto?
Patricia: En ella están ubicados el Seminario de San Carlos y San Ambrosio, la Catedral de la Habana y el espacio de la que fuera la primera universidad cubana, la Real y Pontificia de San Gerónimo.

Es un eje vial de gran importancia pues interconecta en su extenso recorrido, de litoral a litoral, importantes espacios públicos como la Plaza de la Catedral y la Plaza Vieja, desembocando en la Iglesia y Alameda de Paula.

Por todas estas características tomé esta distinguida y a la vez popular vía como trabajo de diploma para obtener la Licenciatura en Historia del Arte.
El libro se estructura en tres capítulos: el primero de ellos, histórico, sobre la ciudad de La Habana en general; un segundo que versa sobre la Calle San Ignacio y el origen de su nombre y el tercero es sobre los resultados de un inventario que hice en el 2007 y 2011 de todos los edificios de la arteria y un estudio pormenorizado de cinco inmuebles que son los más representativos desde el punto de vista arquitectónico.

Havana Live: Comenta, brevemente, algún descubrimiento novedoso narrado en el libro.
Patricia: Encontré la razón real del por qué caminamos por una calle de madera y es que existía una leyenda de que al gobernador, Miguel Tacón, le molestaba el ruido de los caminantes por este lugar. En la práctica es porque se hicieron varios ensayos, en este fragmento de calle, de cómo pavimentar la ciudad y uno de ellos fue con la madera. Luego se dieron cuenta que no era factible empedrar con ella, porque con la lluvia la madera se pudre.

Havana Live: ¿Qué importancia le concedes a que esta investigación trascienda el marco de lo docente?
Patricia: Constituye una inmensa satisfacción y compromiso que mi investigación fructifique como libro publicado por Ediciones Boloña de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana.
Soy consciente de las limitaciones de este estudio, pero me satisface pensar que sentará las bases para futuras indagaciones y que puede tomarse como memoria, documental y grafica, sobre la calle San Ignacio entre los años 2007 y 2011.

San Ignacio para mi es la mejor calle de la Habana Vieja, la calle más representativa de ella, desde el punto de vista de historia, de arquitectura, es una calle viva, que la población aun la vive y que espero que la siga viviendo.