Bishop dice cubanos quieren menos autoritario y más democrática

 havana-live-obispoLA HABANA, 17 Septiembre   (ACI/EWTN Noticias)   En su Plan Pastoral 2014-2020, la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC) expresó su preocupación por las continuas encarcelaciones y actos violentos contra la disidencia y afirmó que la mayoría de la población cubana aspira a un estado menos autoritario y más democrático.

“Muchos aspiran a un modelo de Estado menos burocrático y más participativo, menos paternalista y más promotor, menos autoritario y más democrático. Algunos ciudadanos hablan de construir un proyecto de nación, dentro de una visión de la sociedad inclusiva, abierta al pluralismo, con instituciones que permitan procesar desacuerdos, en el que los ciudadanos y sus representantes cultiven la cultura del diálogo, del respeto a quien disiente o piensa diferente”, expresaron los obispos.
Sin embargo, en el texto titulado “Por el camino de Emaús”, señalaron que hay quienes “no aceptan esta manera de pensar y confunden la patria con una ideología o un partido, olvidando que todo ciudadano es sujeto de derechos y deberes, y que la mejor manera de solucionar los conflictos y armonizar las diferencias es el diálogo”. Asimismo, advirtieron que en Cuba “un cierto número de libertades en los medios de comunicación se encuentra restringido”.
En ese sentido, señalaron que en la ciudadanía hay “deseos de actualización de la ‘legislación nacional en el orden político’. Han surgido espacios incipientes de debate y discusión en torno al proyecto de país. Se han producido excarcelaciones de prisioneros por motivos políticos y otras causas, pero sigue siendo preocupante y poco constructivo el que con frecuencia se produzcan encarcelaciones y hechos violentos contra quienes se manifiestan divergentes con la ideología del único partido gobernante”.
Sobre las reformas económicas emprendidas por el Gobierno, advirtieron que “no han logrado reactivar la economía de manera tal que lo perciba toda la población”. “La sociedad ha recibido con agrado algunos cambios”, como la flexibilización migratoria y la posibilidad de vender y comprar propiedades y vehículos; sin embargo “percibimos la urgencia en muchos ciudadanos para que se realicen reformas más profundas y oportunas, que permitan solucionar problemas acuciantes generadores de agobio, incertidumbre y desgaste,
como es el resolver los problemas cotidianos de transporte, vestido y alimentación”, entre otros. Asimismo, expresaron la necesidad de terminar con el embargo económico de Estados Unidos hacia Cuba, cuyas consecuencias sufre la población.