Apoyan otros ómnibus la transportación de pasajeros en La Habana

havana-live-Cooperativas-ruterosLA HABANA, 19 Septiembre  (Hilia Tamayo Batista) Desde el 1ro. de septiembre prestan servicio entre 550 y 560 ómnibus urbanos en La Habana, lo que permite transportar aproximadamente un millón 125 mil pasajeros diarios, cifra insuficiente todavía para quienes se trasladan por razones de trabajo, estudio y otros motivos.

El subdirector de operaciones de la Empresa Provincial de Transporte de La Habana, Luís Hernández Pacheco aseguró que las rutas principales y convencionales son apoyadas por otras empresas transportistas, como ómnibus escolares, los de LaBiofam, la Empresa de transportación de trabajadores, Transmetro, los Taxis Ruteros, y la Cooperativa no agropecuaria Servipas.
Aún cuando se programa una operación de apoyo en los horarios picos, los medios son insuficientes, por esa razón se han identificados 20 puntos críticos, donde se focalizan la mayor concentración e intercambio de pasajeros, entre ellos están Coppelia, los corredores de Los Pinos, Boyeros y el Primer Anillo, desde el municipio de Habana del Este hasta el Hospital Militar de Marianao, la Calzada de 10 de Octubre, la Plaza África en Alamar y la Virgen del Camino, entre otros.
Una de las indisciplinas que más afecta el servicio de transportación de ómnibus, en La Habana está relacionada con los conductores que no se detienen en las paradas oficiales, lo que provoca molestias en las personas, unido a ello, una música estridente, sintonizada por el chofer y pasajeros a través de sus móviles.
Hernández Pacheco reconoció que constituye una indisciplina de carácter grave hacer correr a la población y no detener el ómnibus en la parada oficial. Esta situación deteriora los indicadores de calidad. En el convenio colectivo de trabajo firmado por las administraciones de las terminales y los trabajadores está tipificado como una indisciplina, la cual ha conllevado a sanciones.
Lo cierto es que todavía falta una acción más competente que muestre respeto hacia los pasajeros. Ante estos hechos se hacen reporte a los infractores y se analizan todos los días en el puesto de dirección, siempre que la población llama y da las quejas con el horario, número del ómnibus y otros elementos, además de los informes hechos por los inspectores.