Aerolíneas estadounidenses siguen recortando vuelos a Cuba

LA HABANA, 28 dic. Silver Airways sería la segunda aerolínea estadounidense que recortaría sus viajes a Cuba a comienzos del próximo año, según un reporte de Travel Weekly.

Entre enero y febrero, la aerolínea reducirá lacantidad de vuelos a seis de sus nueve destinos en Cuba.

La frecuencia de vuelos de Fort Lauderdale a Camagüey se reducirá de cinco viajes semanales a tres; a Cayo Coco, de tres semanales a dos; a Holguín, a tres semanales en vez de uno diario; a Manzanillo, de tres semanales se reducirán a dos; y a Varadero, de cuatro semanales se quedarán en tres. Los vuelos a Santiago se reducirán de uno diario a sólo tres por semana, según el reporte.

“Como con toda nuestra red y todas las aerolíneas, los ajustes en la programación por temporadas son comunes para responder mejor a la demanda”, dijo Silver Airways a el Nuevo Herald en un comunicado.

JÓVENES GUERREROS CUBANOS QUIEREN SALIR DE LA SOMBRA DE SUS MAYORES EN EL 2017

Por el momento, la aerolínea está satisfecha con la cantidad de reservaciones para volar a la isla, “particularmente teniendo en cuenta que muchas de las principales agencias de viajes en internet aún no han comenzado a vender vuelos de EEUU a Cuba”.

A medida que más canales de distribución se abran a Cuba, “reevaluaremos las frecuencias de ruta individuales en ese momento”, dice el comunicado.

Silver Airways comenzó sus vuelos regulares a la isla en septiembre pasado. La aerolínea no ofrece vuelos a La Habana.

La reducción de los vuelos de Silver Airways sigue los pasos de American Airlines, que anunció en noviembre que recortaría casi una cuarta parte de sus vuelos comerciales a Cuba el año entrante debido a una pobre demanda. American, la aerolínea con más vuelos a la isla, tenía programados cinco vuelos diarios a La Habana y 56 vuelos semanales a otras ciudades de la isla. Pero después de un mes en operaciones, muchos de los vuelos salían con la mitad de los asientos vacíos.

En febrero, Cuba y EEUU restablecieron el servicio aéreo comercial entre los dos países después de cinco décadas, permitiendo hasta 110 vuelos diarios. El acuerdo excluía a los vuelos chárter que ya operaban de EEUU a la isla. Con un vuelo de Fort Lauderdale a Santa Clara en agosto, JetBlue realizó el primer vuelo comercial a la isla. Ese mismo día ocho aerolíneas recibieron autorización del Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT) para volar entre 10 ciudades estadounidenses y La Habana.

Con las nuevas opciones, varias aerolíneas redujeron sustancialmente los precios de los boletos a Cuba, con JetBlue y Southwest llegando incluso a ofrecer tarifas de menos de $60.

Sin embargo, los viajes con fines turísticos a la isla siguen prohibidos por el embargo, y los pasajeros que viven en EEUU y no son cubanos deben obtener una visa que cuesta unos $50 adicionales. El viaje debe justificarse bajo una de 12 categorías establecidas por el Departamento del Tesoro de EEUU.

http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article123367864.html#storylink=cpy