El acuerdo entre La Habana y la Unión Europea entrará en vigor el 1 de noviembre

El acuerdo entre La Habana y la Unión Europea entrará en vigor el 1 de noviembreLA HABANA, 12 oct. (DDC) La Unión Europea y La Habana normalizaran sus relaciones diplomáticas el 1 de noviembre con la entrada en vigor del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación firmado entre ambos en diciembre de 2016, indicó este jueves a la AFP una portavoz de la Comisión Europea.

“El acuerdo entre la UE y Cuba entrará en vigor provisionalmente el 1 de noviembre”, indicó esta fuente, aplicación que llega en el mayor momento de crisis entre La Habana y Washington tras los recientes “ataques acústicos” sufridos por el personal estadounidense en la capital cubana.

La Habana se convirtió en diciembre en el último Gobierno latinoamericano en firmar un acuerdo de este tipo con el bloque, cuyas relaciones se regían hasta entonces por la denominada Posición Común de 1996 que vinculaba la cooperación europea a “mejoras” en los derechos humanos.

Negociado durante casi dos años desde abril de 2014, la cuestión de los derechos humanos fue uno de los escollos de este Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación, solventado con la puesta en marcha de un diálogo separado sobre esta cuestión.

El pacto sienta las bases de sus relaciones comerciales, “conforme a lo estipulado en los Acuerdos de la Organización Mundial del Comercio” (OMC), aunque como señaló en julio la ponente del acuerdo en la Eurocámara, Elena Valenciano, “no llega a ser un acuerdo comercial”.

Junto al consentimiento al acuerdo, la Eurocámara aprobó en los pasados meses una resolución adjunta sobre derechos humanos. En esta recuerda al régimen la cláusula de salvaguarda por la que en caso de no respetarlos se suspendería la aplicación de este Acuerdo.

En ese texto, sin consecuencias jurídicas, del que fue ponente la eurodiputada socialista española Elena Valenciano, los eurodiputados señalaron al régimen que “debe alinear su política de derechos humanos con los acuerdos internacionales de los que es signatario”.

Además, recalcaron que la persecución y reclusión de cualquiera por sus ideas o su actividad política pacífica supone una infracción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y piden la liberación de toda persona encarcelada por esos motivos. El punto motivó la abstención del grupo de los Verdes y el voto en contra de la Izquierda Unitaria (GUE/NGL), al que pertenecen los partidos españoles Podemos e Izquierda Unida (IU).

Un grupo de opositores cubanos condenó esta posición de la UE por “dejar a un lado al pueblo cubano, incluyendo a quienes luchan por el respeto a los derechos y libertades fundamentales” y priorizar “su relación con el poder despótico en Cuba”.

En una declaración, 22 líderes de organizaciones disidentes y activistas rechazaron el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación con La Habana que el 5 de julio avaló el Parlamento Europeo en Estrasburgo.