Autos antiguos enriquecen turismo cubano con rally

Autos antiguos enriquecen turismo cubano con rallyLA HABANA,, 13 nov (PL) Un rally de autos antiguos por calles de esta ciudad enriquece ayer el panorama turístico cubano que ya tiene mucho atractivo mediante los paseos de coches de otras épocas que corren como nuevos.
Un informe del periódico Juventud Rebelde, indica este domingo que el Club de autos antiguos bautizado como A lo cubano realiza durante esta jornada un recorrido o Rally con salida y meta en el parqueo del famoso Cabaret Tropicana de esta capital (1939).La ruta la integran 50 automóviles y cinco motocicletas para transitar por 55 kilómetros por distintos municipios de esta villa que en cuatro días cumple 498 años de fundada.

El recorrido abarca calles de buena circulación y lugares de interés histórico, cultural y turístico.

Es un evento recreativo regular, donde en todo momento se respetan las leyes del tránsito, expresaron los organizadores.

Insistieron en que no se trata de una competencia de velocidad. El tiempo del recorrido oscila alrededor de poco más de dos horas, y cada coche lleva piloto y copiloto.

Como nota curiosa, la frecuencia de salida es de un minuto entre cada equipo.

De esta manera restablecen distintos puntos de controles para el chequeo de los tiempos durante el recorrido.

Los equipos pierden dos puntos por cada minuto de atraso y cinco por cada minuto de adelanto. No pueden ir terceros a bordo de los vehículos.

El presidente del Club de autos antiguos A lo cubano, Alberto Gutiérrez, comentó que desde su fundación, el 4 de octubre de 2003, este grupo cuenta con la premisa de realzar el conocimiento e imagen del patrimonio familiar y nacional automovilístico.

Dentro de su programa anual de actividades, A lo cubano realiza rallys con regularidad, considerados como su evento más relevante.

Dijo que sus coches no están en museos o integrando colecciones particulares, sino que ruedan por las calles todos los días, desafían el tiempo y los obstáculos, gracias al esfuerzo de sus propietarios.

En estos momentos los autos antiguos y clásicos ruedan por las calles cubanas, sobre todo en La Habana, y permiten a los turistas paseos de una hora por sitios de interés. Muchos de estos automóviles son sumamente vistosos, con carrocerías bien conservadas y de colores llamativos.