“El comunismo es el pasado, la libertad es el futuro, EE.UU. no levantará sanciones a Cuba”

LA HABANA, 6 oct.  En la ceremonia celebrada este viernes en la Sala Este de la Casa Blanca ante más de doscientos líderes de negocios, comunitarios y religiosos de la comunidad hispana en EE.UU., el presidente Donald Trump recordó que su gobierno ha tomado medidas para defender a la “buena gente” de Cuba y Venezuela.

Trump, que ya ha expresado en varias ocasiones su oposición a poner fin al embargo si no se producen “reformas fundamentales” en Cuba, ratificó hoy esa postura al declarar “No levantaremos las sanciones al régimen cubano” hasta que no haya “libertad” en la Isla.

“El comunismo es el pasado, la libertad es el futuro, EEUU no levantará sanciones al régimen de la Isla”, señaló en el evento el Mes de la Herencia Hispana en el país, que ha organizado este viernes en la Casa Blanca y que se viene celebrando desde el 15 de septiembre y hasta el 15 de octubre.

En esencia, Trump ha asegurado que mantendrá las sanciones a Cuba hasta que el Gobierno cubano no garantice libertades políticas y económicas. Además ha tenido palabras de cariño para la gente de Cuba y Venezuela. Cuando Trump proclamó la celebración del mes, ya dedicó un aparte a la situación de ambos países, lejos de los temas que tocaba Barack Obama, que hacía más hincapié en la regularización migratoria de inmigrantes.

El presidente destacó, además, que su administración trabaja todos los días para garantizar la paz, la libertad y la prosperidad no sólo de los ciudadanos norteamericanos sino también de todo el hemisferio Occidental.

En lo relativo a Venezuela, Trump reafirmó su rechazo a lo que calificó de “opresión” del régimen “socialista” del presidente Nicolás Maduro.

El presidente también tuvo palabras de apoyo hacia Puerto Rico, país del que mencionó la “larga recuperación” que tiene por delante tras el devastador paso del huracán María.

Donald Trump dedicó un momento de recuerdo para las víctimas del reciente terremoto en México, y destacó que Enrique Peña Nieto es un “presidente maravilloso”.

A la celebración en la Casa Blanca asistió la artista de origen puertorriqueño Julissa Arce Rivera, quien dedicó a su país la canción “Tierra bendita”.

Junto al presidente se encontraba su esposa, Melania Trump, y dos de los hispanos de mayor rango de su equipo: el secretario de Trabajo, Alexander Acosta, y la tesorera del Gobierno, Jovita Carranza.

Durante el acto Trump recordó además a las víctimas de la masacre de La Vegas, que estarán en la memoria de todos, dijo. También preguntó dónde estaban las latinas y tuvo una amplia respuesta. A ellas dedicó palabras de halago por su papel de líderes.

Con el público bromeó además, preguntando quién quiere pagar más impuestos, en alusión a su reforma fiscal que beneficia a la clase media y a las empresas.”Pagarán mucho menos para mantener sus negocios y sus puestos de trabajo”, recalcó.
Tomado de (Cibercuba)