De ida y de regreso, miradas a la migración en Cuba

 migración ,CubaLA HABANA, 16 Junio Unos cinco meses han pasado desde la firma del acuerdo entre los gobiernos de Cuba y los EE.UU. que puso fin a la comúnmente conocida como política “pies secos-pies mojados” y el programa de admisión provisional (parole) para profesionales cubanos de la salud. Desde ese entonces han disminuido de manera significativa el flujo migratorio ilegal y las cifras de tráfico humano. Al tiempo, crece la cantidad de cubanos reasentados y extranjeros que prefieren a Cuba como su hogar.

Para ahondar sobre los efectos de los recientes acuerdos migratorios con EE.UU. y conversaciones migratorias con otros países de la región así como el impacto de las modificaciones a la Ley Migratoria cubana, la Mesa Redonda de este jueves dedicó su emisión a las dinámicas migratorias de Cuba en la actualidad.

Al comentar sobre el impacto de la ley migratoria vigente en Cuba desde el año 2013, el Msc. Alfonso González Fraga, director del Centro de Estudios de Población y Desarrollo de la ONEI explicó que la misma ha provocado una disminución del saldo migratorio externo del país.

“Es un saldo negativo, pero ha disminuido. Desde el año 2013 al 2016 el saldo es de – 36 mil personas en total; sin embargo esa misma cifra era el promedio anual antes de la aplicación del decreto ley 302 de enero de 2013. Otro elemento importante a destacar en el periodo es el aumento de la cantidad de personas que han venido a residir de manera permanente en Cuba”, señaló.

El especialista apuntó que otro de los elementos de la dinámica migratoria actual es la circularidad de la misma. Al cierre de enero de este año más de 670 mil cubanos han salido del país en poco más de un millón de viajes.

“Todo ello se interrelaciona con las peculiaridades demográficas de la nación, la cual se caracteriza por bajas tasas de fecundidad y mortalidad y un envejecimiento progresivo”.

En el caso cubano, existe un equilibrio por sexo en la cantidad de personas que emigran; los que inmigran tienden a ser un poco mayores que los que parten, y los que se desplazan de manera permanente hacia otros países suelen estar en edad productiva.

“También hay que señalar que emigran mujeres en edad fértil pero esto no constituye en el contexto actual la causa fundamental para los bajos niveles de fecundidad en el país. Hay una preponderancia de mujeres aunque el margen de diferencia a los hombres es muy pequeño (52%-48 %) “, explicó.

En este sentido González Fraga dijo que las mujeres entre 15-40 años no llegan ni al 0.5 % de las que deciden emigrar.

Tres datos interesantes sobre los Saldos Migratorios en Cuba vs Nacimientos:

1960: -62 379 personas / 211 mil nacimientos

1961: -67 468 personas/ 232 mil nacimientos

1962: -66 000 personas/ 249 mil nacimientos

Tomado de Cubadebate